Día 56: Oración para que la vida de oración de los santos tenga una base sólida

Ore para que la oración de los santos tenga como base sólida la comprensión de que en nosotros mismos no somos capaces de sostener una vida de oración y que, para sostener nuestra oración, necesitamos que Cristo sea nuestro apoyo (Éx. 17:11-12; Mt. 26:41; cfr. Mt. 7:24-25).

Éx. 17:11-12—Cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; y cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. Pero las manos de Moisés se cansaban; por tanto, tomaron una piedra y la pusieron debajo de él, y Moisés se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro del otro. Así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol.

Mt. 26:41—Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil.

Mt. 7:24-25—Todo aquel, pues, que oye estas palabras Mías y las pone por obra, será semejante a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Y descendió la lluvia, y vinieron los ríos, y soplaron los vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

For further reading please refer to Estudio-vida de Éxodo,, msg. 47, pp. 547-549.