Ore que todos los santos, tomando el terreno de la ascensión de Cristo y basados en el hecho de que el Señor ha ascendido a los cielos, alcanzado el lugar más alto, y obtenido todas las cosas, entren en una oración específica, definida y extraordinaria—la oración que está basada sobre la ascensión de Cristo y que reclama todo lo que Él ha obtenido y alcanzado en Su ascensión—Ap. 5:6a; Mt. 28:18; Ef. 1:22.

Ap. 5:6a—Y vi en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, un Cordero en pie, como recién inmolado.

Mt. 28:18—Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.

Ef. 1:22—Y sometió todas las cosas bajo Sus pies, y lo dio por Cabeza sobre todas las cosas a la iglesia.

¿Qué está haciendo el Señor en los cielos hoy? La Biblia nos dice que es Él está esperando que Sus enemigos sean subyugados y puestos por estrado de Sus pies (He. 10:13). ¿Cómo se logrará esto mientras Él espera? Esto lo logrará la iglesia orando cierta clase de oración. La oración que se necesita no es una oración ordinaria, sino una clase de oración específica, definitiva, y extraordinaria. Esta clase de oración es basada en la ascensión de Cristo y reclama todo lo que el Señor ha obtenido y alcanzado en Su ascensión. Esta oración toma el terreno de la ascensión de Cristo y está basada en el hecho que el Señor ha ascendió a los cielos, alcanzó el lugar más alto, y obtuvo todas las cosas.

Hoy no hay nada más que Cristo pueda alcanzar u obtener. Toda la autoridad en el cielo y en la tierra le ha sido dada, todos los enemigos están sujetos bajo Sus pies, y ahora Él es la Cabeza sobre todas las cosas (Mt. 28:18; Ef. 1:22). Además, Dios no sólo sometió todas las cosas bajo Sus pies y lo dio por Cabeza sobre todas las cosas; Él también lo dio por Cabeza sobre todas las cosas a la iglesia. Cristo no es solo la Cabeza sobre todas las cosas para la iglesia; Él es también la Cabeza sobre todas las cosas a la iglesia. Esto significa que como Él es la Cabeza sobre todas las cosas, la iglesia como Su Cuerpo comparte Su encabezamiento sobre todas las cosas. Estamos en Él, nos identificamos con Él, y estamos mezclados con Él. Por lo tanto, Él es la Cabeza sobre todas las cosas, y la iglesia participa en Su encabezamiento. Él ha sido dado sobre todas las cosas a la iglesia.

Necesitamos aferrarnos a este hecho. Necesitamos tomar este terreno y reclamar todo lo que el Señor ha obtenido y alcanzado. Hoy el Señor está esperando que Su iglesia en la tierra funcione. Él está esperando que la iglesia ore, reclamando todo lo que Él ha obtenido y alcanzado. Por lo tanto, todos debemos ir al Señor, no por nosotros mismos, sino con otros hermanos y hermanas, para orar de una manera especial. Quizás nunca hemos orado de esta manera, pero creo que si miramos al Señor, Él nos mostrará algo. (CWWL, 1963, vol. 1, “Prayer on the Ground of Christ’s Ascension,” [La oración sobre el terreno de la ascensión de Cristo] págs. 162-163) (Esta traducción no ha sido revisada por LSM)

© Living Stream Ministry. Usado con permiso.