Día 274: Oración para que los santos sean avivados cada mañana y venzan todos los días.

Ore para que por la gracia del Señor los santos vivan una vida de ser avivados cada mañana y venzan todos los días (Sal. 119:146-148; Pr. 4:18; Lm. 3:22-25; Ro. 8:4, 37; Himnos, #395, estr. 1 y coros).

Sal. 119:146-148—Te invoqué; sálvame, /Y observaré Tus testimonios. / Me anticipé al alba y clamé; / en Tus palabras esperé. / Se anticiparon mis ojos a las vigilias de la noche, / para reflexionar sobre Tu palabra.

Pr. 4:18Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, / cuyo resplandor va en aumento hasta llegar a pleno día.

Lm. 3:22-25—Por la benevolencia amorosa de Jehová no hemos sido consumidos, / Pues no fallan Sus compasiones. / Nuevas son cada mañana; / Grande es Tu fidelidad. / Mi porción es Jehová, dice mi alma; / por tanto, en Él espero. / Bueno es Jehová a los que en Él esperan, / Al alma que le busca.

Ro. 8:4—Para que el justo requisito de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al espíritu.

Ro. 8:37—Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó.

For further reading please refer to CWWL, 1988, vol. 4, “The Goal and Learning for the Service in the New Way,” ch. 3, p. 61 and CWWL, 1988, vol. 1, “The Proper Way for Believers to Meet and to Serve,” ch. 4, pp. 61-62.