Día 461: Oración para que los santos reciban la carga de emigrar a la zona del "cinturón bíblico"

Ore para que los santos de las iglesias en los Estados Unidos reciban la carga de la migración al "cinturón bíblico" por parte de los santos que tienen la intención de emigrar preparándose, por los santos que están preparando las cosas en las localidades de destino, por los santos que están siendo edificados en el Cuerpo, y por los santos que buscan la guía clara del Señor y oran seriamente en relación con el asunto de la migración (Ap. 14:4b; Hch. 13:1-3; 16:6-7, 9-10).

Ap. 14:4b—Éstos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Éstos fueron comprados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero.

Hch. 13:1-3—Había entonces en Antioquía, en la iglesia local, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el hermano de crianza de Herodes el tetrarca, y Saulo. Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

Hch. 16:6-7, 9-10—Y atravesaron la región de a Frigia y de Galacia, habiéndoles prohibido el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron entrar en Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió...Y se le mostró a Pablo una visión durante la noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio.

For further reading please refer to (, vol. 3, “Fellowship on Migration,” pp. 259-260; , vol. 1, “Carrying Out God’s New Testament Economy, Caring for the Central Vision of Paul’s Completing Ministry and John’s Mending Ministry, Migrating and Establishing Churches in the Move of the Body of Christ, and Awaiting the Revelation of Our Lord Jesus Christ,” ch. 1, pp. 384-385; and , vol. 5, “The Way to Practice the Lord’s Present Move,” ch. 4, pp. 458-459.