Día 345: Oración para que los santos vean que la Palabra de Dios es Dios mismo y Jesucristo nuestro Señor

Ore para que los santos vean en los versículos cruciales del Nuevo Testamento que la Palabra de Dios es en realidad Dios mismo y la persona viviente de Jesucristo nuestro Señor, quien es la corporificación de la Palabra divina (Jn. 1:1, 14; 6:63; Mt. 4:4; Lc. 8:11b; 2 Ts. 3:1; Col. 4:3a; Ap. 19:13b).

Jn. 1:1, 14—En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios...Y la Palabra se hizo carne, y fijó tabernáculo entre nosotros (y contemplamos Su gloria, gloria como del Unigénito del Padre), llena de gracia y de realidad.

Jn. 6:63—El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que Yo os he hablado son espíritu y son vida.

Mt. 4:4—Mas el respondió y dijo: Escrito está: "No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios".

Lc. 8:11b—La semilla es la palabra de Dios.

2 Ts. 3:1—Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo es entre vosotros.

Col. 4:3a—Orando también al mismo tiempo por nosotros, para que Dios nos abra puerta para la palabra.

Ap. 19:13b—Y Su nombre es la Palabra de Dios.

For further reading please refer to , vol. 3, “Elders’ Training, Book 5: Fellowship concerning the Lord’s Up-to-date Move,” ch. 3, pp. 357, 359.

© Living Stream Ministry. Usado con permiso.