Ore para que los santos aprendan a orar mediante la unción en sus espíritus, conforme al gemir del Espíritu que mora en nosotros, a fin de que aprendan a ser guiados por el Espíritu en sus oraciones y no sólo oren de acuerdo a los pensamientos en sus mentes y lo que pueden recordar. (Ro. 8:26-27).

Ro 8:26-27—Además, de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a Dios intercede por los santos.

Himnos, #333, estrofa 2:

Mi espíritu ahora
Gime en oración,
No por la memoria
Sino por la unción.
Mi espíritu uso,
No el razonar;
Que me guíe el Tuyo
Cuando quiero orar.

Ver también Himnos, #331

© Living Stream Ministry. Usado con permiso.