Ore por la edificación de Sion—la realidad del Cuerpo de Cristo que alcanza su consumación en la Nueva Jerusalén—y para que lleguemos a la cumbre de Sion por medio de orar en la iglesia como casa de oración (Ef. 4:16; Ap. 14:1; 21:2). 

Ef. 4:16: De quien todo el Cuerpo, bien unido y entrelazado por todas las coyunturas del rico suministro y por la función de cada miembro en su medida, causa el crecimiento del Cuerpo para la edificación de sí mismo en amor.

Ap. 14:1: Después miré, y he aquí el a Cordero estaba en pie sobre el monte Sion, y con Él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de Él y el de Su Padre escrito en la frente.

Ap. 21:2: Y vi la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una novia ataviada para su marido .

For further reading please refer to , vol. 1, “The Practical Points concerning Blending,” pp. 137-140.

© Living Stream Ministry. Usado con permiso.