Ore para que los santos respondan a las actividades de Cristo en Su ministerio celestial al buscar las cosas de arriba, teniendo una vida y un vivir con Cristo para que sus corazones puedan estar con Él en el cielo, donde Él está intercediendo por las iglesias, supliendo a los santos, y administrando el gobierno de Dios (Col. 3:1-4; He. 7:25; 8:2; Ap. 5:6).        

Col. 3:1-4—Si, pues, fuisteis resucitados juntamente con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Fijad la mente en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, nuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con Él en gloria.

He. 7:25—Por lo cual puede también salvar por completo a los que por Él se acercan a Dios, puesto que vive para siempre para interceder por ellos.

He. 8:2—Ministro de los lugares santos, de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre.

Ap. 5:6—Y vi en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, un Cordero en pie, como recién inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete Espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

For further reading please refer to La conclusión del Nuevo Testamento, pp. 3607-3609.

© Living Stream Ministry. Usado con permiso.